Drama en tres actos que recuerda la lucha de la activista feminista María Jesús Alvarado se presenta en el Mes de la mujer.

En 2011 se celebraron cien años del manifiesto feminista que redactó y propagó María Jesús Alvarado, fundadora además del primer movimiento que luchó por los derechos de las mujeres en el Perú. En esa ocasión, se difundió un documental sobre esta pionera, que fue lo que impulsó a Alicia Saco a investigar sobre su vida y su obra, y a escribir un drama teatral: “Quisiera ser paloma, recordando la lucha de María Jesús Alvarado”.

Este libro se presenta ahora en el mes de celebraciones por el Día Internacional de la Mujer, y la intención fundamental de la autora es dar a conocer, a través del teatro, el inicio de la lucha organizada de las mujeres peruanas por lograr su desarrollo pleno, en el marco de los diversos movimientos que acompañaron el proceso de modernización del Perú de aquella época.

La obra transcurre en las primeras décadas del siglo XX en Lima. Es la historia de una familia acomodada, de la empleada doméstica y de la hija de ésta. En este convulsionado periodo se entremezclan tres luchas sociales fundamentales: por los derechos de la mujer, por los derechos del indio y por la jornada laboral de ocho horas, confrontaciones que repercuten en el diario existir de dicha familia.

Luzmila, la joven protagonista, sueña con la educación y emancipación de la mujer, y también con la conquista de sus derechos civiles. Las mujeres estudiaban solo tres años de educación primaria, y para acceder a la universidad tenían que nivelarse y dar un examen en el colegio Guadalupe. Las pocas que lograban tener una profesión, más allá de las de maestra de primera enseñanza u obstetra, difícilmente se insertaban en la vida laboral, sea por la prohibición de sus maridos, que tenían la patria potestad sobre ellas, sea por no tener los derechos civiles necesarios para el ejercicio profesional.

La primera guerra mundial, con la necesidad de que la mujer europea trabajara para sostener su hogar, y la conquista del voto femenino en ciertos países, son el caldo de cultivo para que algunas mujeres peruanas lucharan por sus derechos ciudadanos, siguiendo los postulados de María Jesús Alvarado. En la familia de Luzmila se dan diversas confrontaciones internas, que son la fuente del dramatismo de la obra, entre los miembros de la familia por las aspiraciones de la protagonista, y entre la familia y la servidumbre por las nuevas ideas sobre los derechos de los trabajadores.

“Quisiera ser paloma, recordando la lucha de María Jesús Alvarado” se presentará el 30 de marzo a las 7:30 p.m., en la Galería Germán Krüger Espantoso del ICPNA Miraflores (Av. Angamos Oeste 160).