Agenda

Abr
8
Mié
FOTOS: conoce La Habana a través de sus clásicos autos
Abr 8 all-day
FOTOS: conoce La Habana a través de sus clásicos autos

Las fotos más bellas de la capital de Cuba vista desde los hermosos y coloridos coches que perduran en el tiempo

El fotógrafo australiano Tom Blachford ha hecho series de su viaje a La Habana. Blachford se las arregla para llevarnos allí mismo, en medio de coloridos y ruinosas paredes de esta ciudad y coches típicos viejos, con colores vivos.

Si quieres conocer más del trabajo del fotógrafo que radica en Melbourne visita su página web: www.tomblachford.com

[gallery ids="429,430,431,433,434,435,432"]

Ago
15
Sáb
FOTOS: conoce La Boquería, el mercado más famoso de Barcelona @ Mercado de La Boquería
Ago 15 @ 3:07 am
FOTOS: conoce La Boquería, el mercado más famoso de Barcelona @ Mercado de La Boquería | Barcelona | Catalunya | España

Un paseo por el pintoresco mercado en la Ciutat Vella de Cataluña

El Mercado de San José (Mercat de Sant Josep) más conocido como La Boquería, es un popular mercado español que constituye uno de los primeros mercados municipales abiertos en España.

Situado en el barrio de Ciutat Vella, próximo a la Rambla de Barcelona y al Palacio de la Música, este antiguo mercado fue abierto al público el 19 de marzo de 1840, coincidiendo con el día de San José.

A La Boquería se va a buscar sabores exóticos y únicos. El mercado se caracteriza por poseer la más grande variedad de productos de todo el mundo en puestos variopintos.

La Boquería es una escapada gastronómica obligada si estás en Barcelona. ¡Visítala!

(Fotos: Eduardo Alcántara)

[gallery ids="925,920,921,922,923,924,926,919,927"]

Feb
26
Vie
EXPOSICIÓN: De Chagall a Malevich, la vanguardia rusa (1910-1920) @ Vienna, Austria
Feb 26 @ 10:00 am – Jun 26 @ 4:45 pm

El Museo Albertina, uno de los más destacados de Austria, presenta la exhibición de 130 obras de maestros del modernismo ruso. La muestra reúne piezas de Mikhail Larionov, Natalia Goncharova, Kazimir Malevich, Kandinsky y Marc Chagall.

20130926-DSC_3310

El inicio del siglo XX marca el fin de la rusia zarista y el nacimiento de una revolución. Los artistas de aquella época encontraban en esta nueva conciencia la libertad para crear y formar sus propias escuelas.

Cubismo, rayonismo, futurismo, suprematismo… las corrientes más diferentes y radicales tienen un lugar en los pasillos del Albertina. Precisamente porque “en ningún otro momento de la historia del arte hicieron escuelas artísticas y asociaciones de artistas emergen a un ritmo tan impresionante”, como lo indican los organizadores.

DSC_3314

La belleza de estas obras nos hace experimentar las tensiones visuales que son parte de esta fase del arte ruso. Desde “El Ciclista” de Goncharova al “Autorretrato con siete dedos de Chagall”, cada quien dentro de su propia batalla lucha contra las reglas del pasado.

Abr
28
Jue
EXPOSICIÓN: De Monet a Picasso
Abr 28 2016 @ 10:09 am – Dic 31 2018 @ 3:45 pm
EXPOSICIÓN: De Monet a Picasso

Como les habíamos comentado el día de ayer, durante nuestra visita al Museo Albertina pudimos apreciar la muestra de Chagall y el arte de la vanguardia rusa en una de sus salas. Esta vez, quisimos compartir con ustedes un álbum dedicado a la colección Batliner que alberga el museo y que estará abierta para el público hasta fines del 2018.

Esta colección permanente perteneció en algún momento a Herbert y Rita Batilner, una pareja que durante medio siglo recopilaron piezas de Manet, Degas, Cézanne y Picasso.

Las cien obras comprenden la pintura del impresionismo francés, el puntillismo, el fauvismo y también obras maestras expresionistas de los grupos Die Brücke y Der Blaue Reiter incluyendo pinturas de Kirchner, Kandinsky y Nolde. Todas ellas gran ejemplo de las ideas revolucionarias de la modernidad clásica.

Les recomendamos incluir este recorrido como parte de su viaje a Europa. Albertina es un edificio exquisito lleno de galerías e historia.

 

[gallery columns="1" size="large" ids="1262,1260,1261,1263,1264,1265,1266,1267,1268,1269"]

 

May
4
Mié
VIAJES: Un completo plan para explorar Viena [FOTOS]
May 4 all-day

[caption id="attachment_1291" align="aligncenter" width="1024"]Fotos: Marko Stojkovic & Sara Apaza. Fotos: Marko Stojkovic & Sara Apaza.[/caption]

Realizamos una primera exploración por las calles de Viena y encontramos una ciudad inspiradora. Un lugar cosmopolita en el que conviven casi dos millones de personas. Museos, restaurantes, teatros y óperas para todos los gustos. Quien gusta del arte, tiene aquí una visita pendiente.

Por Sara Apaza*

 

En nuestros anteriores post, les habíamos comentado de nuestro paso por el Museo Albertina. Sin embargo, esta vez queríamos contarles de nuestra experiencia en la ciudad y, desde luego, darles algunos consejos por si se animan a venir a la capital austríaca.

 

Preparando la llegada

[caption id="attachment_1276" align="aligncenter" width="1024"]Pasaportes vigentes y mapas. Foto: Sara Apaza. Pasaportes vigentes y mapas. Foto: Sara Apaza.[/caption]

Como se trata de un destino famoso, les sugerimos planificar el viaje con antelación. Sobre todo si quieren venir en la temporada de verano que se inicia a fines de mayo y acaba en setiembre. Los vuelos durante este periodo suelen costar unos 1300 dólares como mínimo, dependiendo de la aerolínea, las escalas y el asiento.

Si ya están en Europa, pero digamos en algún país relativamente cercano, como en mi caso, pues es mucho más económico. Un pasaje de ida y vuelta de Serbia – Austria, vía terrestre, cuesta unos 60 euros.

Además del ticket, otra cosa a la que hay que prestar atención es al hospedaje. Cuando se tiene tiempo, las ofertas son variadas. Hay hoteles económicos con muy buenas referencias en Tripadvisor cuyo precio base está en los 100 euros por noche.

[caption id="attachment_1277" align="alignleft" width="300"] Captura de Airbnb.[/caption]

Para quienes buscan una opción diferente, tienen la website de Airbnb. A través de esta página pueden encontrar habitaciones o departamentos en renta solo para los días de vacaciones y que, dependiendo de su ubicación e infraestructura, pueden ser mucho más convenientes que un hotel.

 

Otro apunte que debo hacer es para quienes quieran contratar tours. Los hay en cantidad y todo depende del tiempo que tengan para conocer Viena. La novedad es que ahora están realizándose “Free walking Tours”, que son, como su nombre lo indica, tours gratuitos en los que los anfitriones caminan por el centro histórico y te llevan a los principales monumentos. El único costo de este tipo de recorridos son las propinas y las entradas a los museos o galerías.

Existen tarjetas que ofrecen descuentos en las entradas a las principales atracciones vienesas como Vienna Pass y Vienna Card. Ambos pases sirven para recibir rebajas en las tarifas de museos, parques y buses turísticos. La única diferencia es que con el Vienna Card también está incluído el transporte para el metro, bus o el tranvía. (Tengan en cuenta que si optan por estas tarjetas tienen un uso restringido por 48 o 72 horas.)

Una sugerencia antes de que cierren sus maletas. Impriman un par de mapas de Viena. Uno del centro de la ciudad y otro con las rutas del metro, les será de mucha utilidad.
Descubriendo una vieja, pero moderna ciudad

[caption id="attachment_1279" align="aligncenter" width="1024"]Atardecer en las calles de Viena. Fotos: Marko Stojkovic. Atardecer en las calles de Viena. Fotos: Marko Stojkovic.[/caption]

La capital de Austria está dividida en 23 distritos y la gente de aquí los llaman por número. Por ejemplo, nosotros estuvimos alojados en un piso del distrito 13, Hietzing. Si ven el mapa, pensarán que estábamos muy lejos del centro (vean las estaciones con puntos amarillos), pero, en realidad, estar cerca de la estación de un tranvía es una ventaja muy grande pues se llega al metro en cuestión de minutos.

[caption id="attachment_1278" align="aligncenter" width="1024"]De Hietzing a Innere Stadt. De Hietzing a Innere Stadt.[/caption]

Nuestro plan de los primeros días fue conocer el Innere Stadt o Centro Histórico, que es el distrito 1 de Viena y está rodeado por avenidas principales que forman una especie de anillo, Ring, (justamente los nombres de estas avenidas terminan en -ring, como para que nadie se pierda).

[caption id="attachment_1292" align="alignleft" width="300"]Vista de la entrada al Museo Albertina. Foto: Sara Apaza. Vista de la entrada al Museo Albertina. Foto: Sara Apaza.[/caption]

Es en este distrito que se ubica el Museo Albertina, que visitamos anteriormente, y en el que están la mayor parte de museos, galerías y casonas históricas, incluída la casa del padre del psicoanálisis, Sigmund Freud.

Para quienes se hospedan fuera del barrio 1, las estaciones Karlplatz, Stadtpark, Stephanplatz y Schwedenplatz son las ubicadas en distintos puntos del Ring y desde cualquiera de ellas se puede acceder por ejemplo, a la Ópera Estatal de Viena o al complejo Museums Quartier.

 

Pero, cuando se tiene tanto por conocer, ¿por dónde empezar? Todo depende de sus prioridades. Estoy más que segura que habrá gente que querrá darse una vuelta por la ópera y conocer la belleza de sus instalaciones ademas de poder disfrutar de un show.

Los amantes de la música que deseen hacer el recorrido a través de las salas de la Ópera Estatal pueden hacerlo por solo 8 euros, o si quisieran asistir a uno de los espectáculos pueden ver el tablón de precios aquí.

Por otro lado, tienen también el Museo de Historia del Arte (Kunsthistorisches Museum) y el Museums Quartier que es un complejo moderno que reúne al Leopold Museum, el Museo de Arte Moderno, el Museo de Arquitectura y el Zoom, un museo especialmente para niños.

Entre el Museums Quartier y la Ópera Estatal hallarán plazas y calles llenas de historia. Están los jardines del palacio de Hofburg y el parque Burggarten en donde permanecen las estatuas de Goethe y Mozart. Un poco más lejos, se encuentran el Parlamento y la Universidad de Viena.

[caption id="attachment_1293" align="aligncenter" width="683"]Jardines del parque Burggarten. Foto: Sara Apaza. Jardines del parque Burggarten. Foto: Sara Apaza.[/caption]

Es asombroso ver cómo se ha mantenido la arquitectura de la ciudad, pese al tiempo. Estructuras neorrenacentistas, góticas y barrocas conviven con edificios modernos. No hay quiebre, si hay algo que sobra en el centro de Viena, es armonía.

Si son de los viajeros que aman los bosques y parques, aquí les recomiendo un par. Uno es el Prater Park, que es un parque de diversiones ubicado en el distrito 2, Leopoldstadt. Aquí el ingreso es libre. Solo pagas el ticket si es que quieres subir a alguno de los juegos. Algunos románticos visitan el Prater por la Ruedas de la Fortuna que ofrece cenas a la luz de las velas dentro de sus cabinas.

[gallery columns="1" size="medium" ids="1282,1280,1281,1283,1284"]

Es un lugar muy amplio con un paisaje muy lindo lleno de color y algodones de azúcar. Super familiar.

El segundo parque del que les quiero hablar es el Schönbrunn Park (distrito 13) y es una excelente opción para pasar un día completo, pues dentro de este parque hay varias atracciones como el Palacio Schönbrunn y el Tiergarten Schönbrunn, el zoológico más antiguo de Europa.

La entrada al parque es gratuita, pero si se desea visitar el palacio el precio estándar es de 14 euros y el costo del pase al zoológico es de unos 19 euros.

Les aconsejamos visitar el parque durante la tarde cuando el sol cae. El ambiente durante la hora dorada inmersos en el follaje es sumamente relajante.
Las estaciones “U-Bahn” (Metro).

El sistema de transporte de Viena es sumamente fácil de entender. En nuestro caso, como íbamos a permanecer más de una semana, adquirimos un ticket semanal que se puede comprar todos los días pero que solo es válido de lunes a lunes. Pagamos 16.50 euros por persona y viajamos unos 5 días en el metro, tranvía y bus, sin realizar ninguna carga adicional sino hasta el lunes siguiente que tuvimos que comprar un nuevo boleto.

[caption id="attachment_1289" align="aligncenter" width="1024"]En el metro. Foto: Sara Apaza. En el metro. Foto: Sara Apaza.[/caption]

Si alguna vez te subes a uno, te darás cuenta que no hay un control de los billetes, por lo que intuyo que confían mucho en que los pasajeros tengan sus boletos al día. En cualquier momento, puede subir un controlador con un chaleco fluorescente a pedirte el ticket y si está vencido, te dará una multa.

Para alguien que recién llega y nunca ha tomado un metro en su vida, como fue mi caso, pues te sientes como un pez fuera del agua. La gente se mueve de un lado a otro, todo va muy de prisa y no atinas si debes tomar el metro que está de tu lado o el que está cruzando la vía.

Un joven, que nos vio algo perdidos nos indicó la dirección correcta y poco después de eso nos dimos cuenta de que frente a nosotros había una línea anaranjada que indicaba hacia donde iba el metro, indicando la estación donde estabamos parados y las estaciones que recorrería luego.

Esas líneas son unas pegatinas que están en casi todas las estaciones e incluso en los interiores del metro puedes ver el mapa completo de las conexiones del “U-bahn” que puedes hacer para llegar a tu destino.

A decir verdad, los austríacos o al menos los vieneses nos resultaron simpáticos, a diferencia de las anécdotas que se encuentran en blogs y grupos de facebook en los que tienen fama de “gruñones”. En este primer viaje a Viena, conocimos gente muy buena onda que siempre fue muy receptiva.

[caption id="attachment_1290" align="aligncenter" width="1024"]Instántaneas de Viena. Fotos: Sara Apaza. Instántaneas de Viena. Fotos: Sara Apaza.[/caption]

Extrañaré Viena por el Metro, las calles, los parques, los mausoleos y esculturas que desnudos permanecen intactos pese al tiempo, mezclándose en una metrópoli cada vez más grande y mixta, llena de formas y colores, pasado y presente.

[caption id="attachment_1294" align="aligncenter" width="683"]Compartiendo cultura. Biblioteca pública en las calles de Viena. Puedes dejar un libro que ya hayas leído o tomar alguno que desees leer. Foto: Sara Apaza. Compartiendo cultura. Biblioteca pública en las calles de Viena. Puedes dejar un libro que ya hayas leído o tomar alguno que desees leer. Foto: Sara Apaza.[/caption]

Bonus
-Para realizar este viaje no necesitamos de visa (en el caso de los peruanos). Solo fue suficiente el pasaporte. Eso sí, antes de viajar lean os requisitos que coloca el ministerio de RREE en su web o lean esta cartilla informativa.
– Si no hablan alemán no deben preocuparse, la mayoría entiende muy bien el inglés, al menos en los restaurantes y bares, se puede pedir una copa sin mayor problema.
– El chip telefonico para obtener sms, llamadas e internet cuesta 15 euros.

Pasatiempo realizará una segunda entrega para comentar la comida vienesa y rutas alternativas para conocer más sobre esta gran ciudad.

*Periodista y fotógrafa. Colaboradora de Pasatiempo.pe y bloggera en Diario Gitano. Comparte fotos en Instagram como @sara_apaza.

Set
17
Sáb
VIAJES: Dos días en la ciudad de los canales
Set 17 all-day

[caption id="attachment_1433" align="aligncenter" width="850"]Vencia by Marko Stojkovic. Venecia. ©Marko Stojkovic. 2016[/caption]

Hablar de Venecia es hablar de romanticismo y ensueño. Festivales de máscaras, pasado, callecitas estrechas y góndolas. Este ha sido uno de los destinos más inesperados para mí, sobre todo porque este año he visitado lugares que nunca imaginé. Italia ha sido ese regalo que llegó como sorpresa a marcar mi mapamundi viajero.

Por Sara Apaza.

Ya les había contado que mi esposo y yo somos fotógrafos. Aunque vivir de la fotografía, como freelances no es nada fácil, pues hemos logrado hacer algunos trabajos en este tiempo, además de poder viajar y conocer nuevos lugares.

Una de nuestras últimas sesiones tuvo como locación Venecia. Así que la agenda de este viaje es más que nada sobre cómo disfrutar y trabajar al mismo tiempo. Es todo un desafío ir a una ciudad desconocida y de pronto intentar, en el menor tiempo posible, encontrar aquellos rincones de luz que te permitan lograr una buena fotografía y al mismo tiempo capturar la esencia del lugar.

Ya les digo, que la época del año que escojan para visitar Venecia es sumamente importante para su presupuesto y también para disfrutar.  A nosotros nos tocó experimentar la ciudad durante la época más caliente y más concurrida: Agosto.

Si detestan las multitudes y el calor, no vayan en ese mes. Además, el precio de los hospedajes se incrementa por el festival de cine y la temporada alta.

Una muy buena alternativa a los hoteles es el servicio de Airbnb. Si les es posible reservar al menos dos o tres meses antes de su visita, les saldrá muy a cuenta.

de-mestre-a-piazzale-roma

Nosotros conseguimos alojamiento en un departamento en Mestre, un distrito muy tranquilo ubicado a solo 15 minutos de Venecia. Basta tomar el tranvía para llegar a Piazzale Roma, que es como un paradero principal para buses, tranvías, taxis y vaporetti.

Desde Piazzale Roma hasta el centro histórico de Venecia puede tomar entre 40 a 60 minutos. Pueden hacerlo a pie o tomar uno de los vaporettos. En realidad, yo tengo la impresión que un ova más rápido caminando que yendo en el bote. ¡Hay que prestar atención a los atajos!

Movilidad y transporte

Si llegan a Venecia vía aérea y su hospedaje está ubicado en el centro de Venecia, es una gran ventaja. Mi única recomendación es que cuando realicen la reserva del hotel, les pregunten por el transporte que los llevará hasta la mismísima puerta. Todas las calles son canales, así que eso de ir caminando y jalando las maletas, no les va a gustar mucho. Especialmente si van en verano y hay muchos puentes que subir y bajar.

[caption id="attachment_1436" align="alignleft" width="356"]Nuestros tickets. Nuestros tickets de tren.[/caption]

Por otro lado, también pueden llegar a Venecia por tren. Digamos que pueden viajar así por toda Europa. Nosotros habíamos realizado una parada previa en Vicenza y pagamos 9 euros por el ticket hacia Mestre. El precio regular es de 6 euros y el viaje duró solo 30 minutos.

Como les mencioné líneas arriba, nosotros nos hospedamos en Mestre y pensamos que una buena forma de movilizarnos los casi 3 días que permanecimos allí sería comprando los tickets ilimitados por 48 horas. El precio de estos billetes es de 30 euros y te permiten viajar en bus, tranvía y vaporetto. Solo tienes que validar la tarjeta cada vez que subes al transporte, porque si suben los controladores y no has validado, te multan. ¡Aquí no se salvan ni los turistas!

Tengan en cuenta que en cada estación las ventanillas realizan la venta de los boletos individuales. Es decir, son válidos solo por un viaje y el precio es de 8 euros.

Si ustedes están hospedados en el mismo Venecia quizás no los necesiten tanto, pero si van a visitar las islas del archipiélago (Murano, Burano) les será de utilidad.

 

Piano, piano si va Lontano

En Venecia, a fines de agosto se inició el famoso Festival de Venecia, y alrededor de las plazas se vivía un ambiente de alfombra roja. La gente estaba atenta a chocarse con alguna estrella, era un ambiente muy vivo, lleno de energía.

Durante nuestro primer día decidimos descansar las primeras horas de la mañana para recorrer Venecia toda la tarde y disfrutar del atardecer en Punta della Dogana.

En este primer paseo, nuestra intención era disfrutar de la isla, al mismo tiempo ver los posibles lugares para nuestra sesión de fotos.  Así que tomamos el tranvía que nos llevó hasta Piazzale Roma.

Pese a que nuestro anfitrión de Airbnb nos dio instrucciones exactas, entre tanta gente y el ruido no teníamos mucha idea de cómo movernos de ahí. Yo que soy muy fiel a los mapas impresos, me había dejado el mapa sobre la mesa y mi esposo trataba de usar una aplicación llamada MapsMe1 (el es más tecnológico que yo).

El tema con los mapas es que no te dicen qué línea de metro o, en este caso, de vaporetti tomar. En estas circunstancias puedes preguntar o ir un poco a la deriva. Nosotros seguimos nuestra intuición para intentar llegar a una galería donde se exponían fotografías de Helmut Newton2. Tomamos un vaporetto “X”, que no nos llevaba a donde queríamos y terminamos bajándonos en una de las calles principales que conducen al centro de Venecia.

 

 

[caption id="attachment_1437" align="alignleft" width="516"]Venecia en agosto. ©Sara Apaza. Venecia en agosto. ©Sara Apaza.[/caption]

Eran aproximandamente las 4 o 5 de la tarde y era una locura. Las calles estaban abarrotadas de stands, frutas, souvenirs y gente, mucha gente. ‘ Turisteo’ por aquí y por allá. Yo estaba muy impresionada por los viejos edificios y la arquitectura, pero me dolía ver tanto comercio desbordado3.

 

 

 

[caption id="attachment_1438" align="alignright" width="285"]20150831-dsc_9536 Aquí, una imagen del ‘turisteo’ en Venecia. © Sara Apaza.[/caption]

 

 

 

Debo admitir que me costó encontrarle romanticismo a mi primera impresión de Venecia. Supongo que puede más la belleza estética de la ciudad en sí y los pasajes escondidos donde no pasa casi nadie, que todo lo demás.

Sin querer queriendo llegamos al Ponti di Rialto, un puente muy céntrico desde el cual se tiene una vista muy impresionante de Venecia. Es uno de los puntos favoritos de los turistas, así que para sacarse la foto hay que moverse muy rápido.

Luego seguimos andando pasando por tiendas de máscaras venecianas y cuadros de gatos hasta llegar a Piazza San Marco. Un espacio que reúne a la Basílica de San Marco, museos, cafés, galerías y el Palazzo Ducale.

Una vez allí, confirmamos porqué la  mayoría de los fotógrafos realiza sesiones solo en horas del amanecer. No solo por la belleza de la luz a esas hora, sino porque durante la tarde las plazas y calles están llenas.

En nuestro caso, nuestros clientes requirieron realizar la sesión durante el ocaso, lo que significaba buscar un lugar hermoso, veneciano, pero sin gente…

Felizmente, aquella primera tarde, logramos abordar un vaporetto desde San Marco hasta la estación de Salute (Punta della Dogana).

En este lado de la Isla todo es mucho más apacible. Incluso se puede apreciar el atardecer desde las escaleras de la Basílica de Santa María, frente al mar y a Laguna Veneta.

 

Amanecer

Nuestro segundo día empezó con un súper desayuno cerca de las 7 de la mañana. Poco después partimos hacia Piazza San Marco para ir de excursión hacia las islas Murano y Burano.

Esta vez, pudimos disfrutar de la belleza del paisaje sin gente. Eran casi las 8 de la mañana y la mayoría de negocios estaban cerrados. La luz, como imaginamos, estaba hermosa, brillante y fresca.

Fue muy gracioso ver, cómo se transportan las frutas y verduras o abarrotes por estos lares. Todo, absolutamente todo es vía traghetto, hasta los envíos DHL.

[caption id="attachment_1439" align="aligncenter" width="701"]20150901-dsc_9662 “El mercader de Venecia”. ©Sara Apaza.[/caption]

 

Murano y Burano

En Murano es interesante observar el proceso de creación de los artistas del cristal o vidrio tan famoso por su antigüedad y su refinamiento estético.

Hay piezas cuyo valor excede los 1000 euros, pero también hay artesanías mucho más sencillas que cuestan 5, 10, 15 euros.

[gallery columns="1" size="medium" ids="1442,1443,1444,1441,1440"]

No muy lejos de esta pequeña isla, se encuentra Burano. Aquí lo más atractivo es el paisaje que conforman las cientos de casitas de colores. Para pintar sus casas de distinto color, el Gobierno Municipal debe aprobar la solicitud.

[caption id="attachment_1449" align="aligncenter" width="531"]Isla de Burano. © Mare and Sara Photography. Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1448" align="aligncenter" width="531"]Isla de Burano. © Mare and Sara Photography. Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1447" align="aligncenter" width="800"]Isla de Burano. © Mare and Sara Photography. Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1446" align="aligncenter" width="800"]Isla de Burano. © Mare and Sara Photography. Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1445" align="aligncenter" width="800"]Isla de Burano. © Mare and Sara Photography. Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.[/caption]

 

Vida de fotógrafos

[caption id="attachment_1450" align="aligncenter" width="636"]20160831-img_3862 Mi esposo y yo trabajando. © Michael Fish.[/caption]

Ese mismo día, realizamos nuestra sesión de fotos durante la tarde. La experiencia fue genial, puesto que incluso realizamos tomas desde la góndola.

Cada paseo en las tradicionales góndolas venecianas tiene un valor de 80 euros y duran aproximadamente 30 minutos.

El reto en fotografiar desde la barca es tratar de mantener el equilibrio, y adaptarte al espacio. Nostros éramos cinco. (dos fotógrafos, la pareja y el gondolero).

Sin dudas, fue un paseo muy divertido que nos llevó por Piazza San Marco con burbujas y baile hasta Punta della Dogana donde terminamos al caer el sol.

[caption id="attachment_1451" align="aligncenter" width="800"]20160831-img_3948 Al final de nuestra sesión, nuestra pareja hizo esta linda foto como recuerdo para nosotros. © Michael Fish.[/caption]

Siendo una ciudad con tanto arte, me hubiera quedado mucho más. Mi recomendación es ir sin prisa para que puedan disfrutar de los museos y actividades locales. Si pudiera volver, lo haría para el carnaval que se celebra entre fines de enero y comienzos de febrero.

Espero que este post los inspire a continuar sus rutas y seguir viajando. Alisten sus mapas y cámaras. !A seguir volando!

[caption id="attachment_1468" align="aligncenter" width="533"]El gondolero. © Mare and Sara Photography. El gondolero. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1467" align="aligncenter" width="531"]Murano. © Mare and Sara Photography. Murano. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1466" align="aligncenter" width="531"]Camino a Burano. © Mare and Sara Photography. Camino a Burano. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1465" align="aligncenter" width="531"]Santa Maria della Salute. © Mare and Sara Photography. Santa Maria della Salute. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1464" align="aligncenter" width="531"]Tiendas venecianas. © Mare and Sara Photography. Tiendas venecianas. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1463" align="aligncenter" width="800"]Canales. © Mare and Sara Photography. Canales. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1462" align="aligncenter" width="800"]Canales. © Mare and Sara Photography. Canales. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1461" align="aligncenter" width="531"]Vista desde el Puente Rialto. © Mare and Sara Photography. Vista desde el Puente Rialto. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1460" align="aligncenter" width="531"]Tiendas venecianas. © Mare and Sara Photography. Tiendas venecianas. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1459" align="aligncenter" width="531"]Piazza San Marco. © Mare and Sara Photography. Piazza San Marco. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1458" align="aligncenter" width="800"]Venecia. © Mare and Sara Photography. Venecia. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1457" align="aligncenter" width="800"]Intentando captar la esencia de Venecia en una foto. © Mare and Sara Photography. Intentando captar la esencia de Venecia en una foto. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1456" align="aligncenter" width="531"]© Mare and Sara Photography. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1455" align="aligncenter" width="531"]Canales. © Mare and Sara Photography. Canales. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1454" align="aligncenter" width="531"]Cremoladas venecianas. © Mare and Sara Photography. Cremoladas venecianas. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1453" align="aligncenter" width="800"]Piazza San Marco. © Mare and Sara Photography. Piazza San Marco. © Mare and Sara Photography.[/caption]

[caption id="attachment_1452" align="aligncenter" width="800"]Puente de los suspiros. © Mare and Sara Photography. Puente de los suspiros. © Mare and Sara Photography.[/caption]

  1. Maps Me es una aplicación que te permite descargar mapas de una localidad y navegar en ellos sin necesidad de estar conectado a internet.
  2.  Helmut Newton. (1920-2004) Famoso fotógrafo de modas de conocido por su trabajo en Vogue y Harpers Bazaar.
  3. Es conocido que este año el gobierno italiano recibió un ultimátum por parte de la Unesco para proteger Venecia. Según el comunicado, este patrimonio de la humanidad está en riesgo por el exceso de turismo. Ver aquí la noticia completa. 

 

*P.D. La gastronomía veneciana está basada en la comida marina. Calamares, pulpos y almejas son los platos típicos de la carta. Hay que considerar, que dependiendo del lugar, los costos de un platillo suele ser entre 15 a 30 euros.

May
9
Mar
Marketing cultural: Casa Batlló y su increíble campaña de donación de sangre @ Casa Batlló
May 9 @ 3:16 am

El histórico edificio diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí en Barcelona convocó a cientos para donar sangre durante el Sant Jordi

Cuenta la leyenda que un catalán de nombre Jordi (luego nombrado santo, por eso Sant Jordi) se enfrentó a un terrible dragón que acechaba a los pobladores de la villa de Montblanc (Cataluña, España). Se dice que para contener la furia del dragón, los pobladores escogían por sorteo a un habitante y se lo daban al monstruo para que lo devorara, hasta que un día llegó el turno a la hija del rey.

El rey para salvarla hace un llamamiento anunciando que quien mate el dragón tendrá la mano de la princesa. Es así que aparece el caballero Jordi, quien combate y mata al dragón con su espada. De la sangre de la bestia nació un rosal, símbolo de la tradición que hasta ahora se celebra en España. Esta festividad coincide con el Día Mundial del Libro, y la muerte de dos grandes autores de la historia de la literatura: Cervantes y Shakespeare; y por ello se regala una rosa roja y un libro todos los 23 de abril.

Esta mítica leyenda está representada en la arquitectura de la Casa Batlló, obra de Antoni Gaudí y punto obligado para quien visita Barcelona.

Todos los años, el museo celebra el Sant Jordi de una manera distinta. Este año lo vistieron de rosas y se convocó al “Drac&Roses”, una campaña de donación de sangre a favor del Banc de Sang i Teixits.

Como era de esperarse, utilizaron la temática de Sant Jordi, las rosas rojas, y la sangre del dragón para convocar a más de 400 donantes durante tres días (los dos días previos a la celebración y la fecha central). Gracias a esta iniciativa original, 1.284 personas se podrán beneficiar porque con cada donación se ayuda a tres personas.

Además, los visitantes de la Casa Batlló pudieron disfrutar de la lluvia de pétalos en el interior y descubrieron cómo la leyenda de Sant Jordi reside también en la arquitectura externa e interna de esta joya modernista.

En 2016, la Casa Batlló recaudó 12.700 euros vendiendo rosas solidarias para la Fundació Arrels y en invierno se llenó de nieve destinando una parte de la recaudación de las entradas a Aldeas Infantiles. Un buen ejemplo de marketing cultural con gran enfoque social.

[caption id="attachment_1690" align="aligncenter" width="671"]casa batllo 1 (Foto: casabatllo.es)[/caption]