When:
Mayo 9, 2017 @ 3:16 am
2017-05-09T03:16:00-05:00
2017-05-09T03:31:00-05:00
Where:
Casa Batlló
Passeig de Gràcia
43, 08007 Barcelona
España

El histórico edificio diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí en Barcelona convocó a cientos para donar sangre durante el Sant Jordi

Cuenta la leyenda que un catalán de nombre Jordi (luego nombrado santo, por eso Sant Jordi) se enfrentó a un terrible dragón que acechaba a los pobladores de la villa de Montblanc (Cataluña, España). Se dice que para contener la furia del dragón, los pobladores escogían por sorteo a un habitante y se lo daban al monstruo para que lo devorara, hasta que un día llegó el turno a la hija del rey.

El rey para salvarla hace un llamamiento anunciando que quien mate el dragón tendrá la mano de la princesa. Es así que aparece el caballero Jordi, quien combate y mata al dragón con su espada. De la sangre de la bestia nació un rosal, símbolo de la tradición que hasta ahora se celebra en España. Esta festividad coincide con el Día Mundial del Libro, y la muerte de dos grandes autores de la historia de la literatura: Cervantes y Shakespeare; y por ello se regala una rosa roja y un libro todos los 23 de abril.

Esta mítica leyenda está representada en la arquitectura de la Casa Batlló, obra de Antoni Gaudí y punto obligado para quien visita Barcelona.

Todos los años, el museo celebra el Sant Jordi de una manera distinta. Este año lo vistieron de rosas y se convocó al “Drac&Roses”, una campaña de donación de sangre a favor del Banc de Sang i Teixits.

Como era de esperarse, utilizaron la temática de Sant Jordi, las rosas rojas, y la sangre del dragón para convocar a más de 400 donantes durante tres días (los dos días previos a la celebración y la fecha central). Gracias a esta iniciativa original, 1.284 personas se podrán beneficiar porque con cada donación se ayuda a tres personas.

Además, los visitantes de la Casa Batlló pudieron disfrutar de la lluvia de pétalos en el interior y descubrieron cómo la leyenda de Sant Jordi reside también en la arquitectura externa e interna de esta joya modernista.

En 2016, la Casa Batlló recaudó 12.700 euros vendiendo rosas solidarias para la Fundació Arrels y en invierno se llenó de nieve destinando una parte de la recaudación de las entradas a Aldeas Infantiles. Un buen ejemplo de marketing cultural con gran enfoque social.

casa batllo 1
(Foto: casabatllo.es)

 

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments