When:
Septiembre 17, 2016 all-day
2016-09-17T00:00:00-05:00
2016-09-18T00:00:00-05:00
Cost:
Free
Vencia by Marko Stojkovic.
Venecia. ©Marko Stojkovic. 2016

Hablar de Venecia es hablar de romanticismo y ensueño. Festivales de máscaras, pasado, callecitas estrechas y góndolas. Este ha sido uno de los destinos más inesperados para mí, sobre todo porque este año he visitado lugares que nunca imaginé. Italia ha sido ese regalo que llegó como sorpresa a marcar mi mapamundi viajero.

Por Sara Apaza.

Ya les había contado que mi esposo y yo somos fotógrafos. Aunque vivir de la fotografía, como freelances no es nada fácil, pues hemos logrado hacer algunos trabajos en este tiempo, además de poder viajar y conocer nuevos lugares.

Una de nuestras últimas sesiones tuvo como locación Venecia. Así que la agenda de este viaje es más que nada sobre cómo disfrutar y trabajar al mismo tiempo. Es todo un desafío ir a una ciudad desconocida y de pronto intentar, en el menor tiempo posible, encontrar aquellos rincones de luz que te permitan lograr una buena fotografía y al mismo tiempo capturar la esencia del lugar.

Ya les digo, que la época del año que escojan para visitar Venecia es sumamente importante para su presupuesto y también para disfrutar.  A nosotros nos tocó experimentar la ciudad durante la época más caliente y más concurrida: Agosto.

Si detestan las multitudes y el calor, no vayan en ese mes. Además, el precio de los hospedajes se incrementa por el festival de cine y la temporada alta.

Una muy buena alternativa a los hoteles es el servicio de Airbnb. Si les es posible reservar al menos dos o tres meses antes de su visita, les saldrá muy a cuenta.

de-mestre-a-piazzale-roma

Nosotros conseguimos alojamiento en un departamento en Mestre, un distrito muy tranquilo ubicado a solo 15 minutos de Venecia. Basta tomar el tranvía para llegar a Piazzale Roma, que es como un paradero principal para buses, tranvías, taxis y vaporetti.

Desde Piazzale Roma hasta el centro histórico de Venecia puede tomar entre 40 a 60 minutos. Pueden hacerlo a pie o tomar uno de los vaporettos. En realidad, yo tengo la impresión que un ova más rápido caminando que yendo en el bote. ¡Hay que prestar atención a los atajos!

Movilidad y transporte

Si llegan a Venecia vía aérea y su hospedaje está ubicado en el centro de Venecia, es una gran ventaja. Mi única recomendación es que cuando realicen la reserva del hotel, les pregunten por el transporte que los llevará hasta la mismísima puerta. Todas las calles son canales, así que eso de ir caminando y jalando las maletas, no les va a gustar mucho. Especialmente si van en verano y hay muchos puentes que subir y bajar.

Nuestros tickets.
Nuestros tickets de tren.

Por otro lado, también pueden llegar a Venecia por tren. Digamos que pueden viajar así por toda Europa. Nosotros habíamos realizado una parada previa en Vicenza y pagamos 9 euros por el ticket hacia Mestre. El precio regular es de 6 euros y el viaje duró solo 30 minutos.

Como les mencioné líneas arriba, nosotros nos hospedamos en Mestre y pensamos que una buena forma de movilizarnos los casi 3 días que permanecimos allí sería comprando los tickets ilimitados por 48 horas. El precio de estos billetes es de 30 euros y te permiten viajar en bus, tranvía y vaporetto. Solo tienes que validar la tarjeta cada vez que subes al transporte, porque si suben los controladores y no has validado, te multan. ¡Aquí no se salvan ni los turistas!

Tengan en cuenta que en cada estación las ventanillas realizan la venta de los boletos individuales. Es decir, son válidos solo por un viaje y el precio es de 8 euros.

Si ustedes están hospedados en el mismo Venecia quizás no los necesiten tanto, pero si van a visitar las islas del archipiélago (Murano, Burano) les será de utilidad.

 

Piano, piano si va Lontano

En Venecia, a fines de agosto se inició el famoso Festival de Venecia, y alrededor de las plazas se vivía un ambiente de alfombra roja. La gente estaba atenta a chocarse con alguna estrella, era un ambiente muy vivo, lleno de energía.

Durante nuestro primer día decidimos descansar las primeras horas de la mañana para recorrer Venecia toda la tarde y disfrutar del atardecer en Punta della Dogana.

En este primer paseo, nuestra intención era disfrutar de la isla, al mismo tiempo ver los posibles lugares para nuestra sesión de fotos.  Así que tomamos el tranvía que nos llevó hasta Piazzale Roma.

Pese a que nuestro anfitrión de Airbnb nos dio instrucciones exactas, entre tanta gente y el ruido no teníamos mucha idea de cómo movernos de ahí. Yo que soy muy fiel a los mapas impresos, me había dejado el mapa sobre la mesa y mi esposo trataba de usar una aplicación llamada MapsMe1 (el es más tecnológico que yo).

El tema con los mapas es que no te dicen qué línea de metro o, en este caso, de vaporetti tomar. En estas circunstancias puedes preguntar o ir un poco a la deriva. Nosotros seguimos nuestra intuición para intentar llegar a una galería donde se exponían fotografías de Helmut Newton2. Tomamos un vaporetto “X”, que no nos llevaba a donde queríamos y terminamos bajándonos en una de las calles principales que conducen al centro de Venecia.

 

 

Venecia en agosto. ©Sara Apaza.
Venecia en agosto. ©Sara Apaza.

Eran aproximandamente las 4 o 5 de la tarde y era una locura. Las calles estaban abarrotadas de stands, frutas, souvenirs y gente, mucha gente. ‘ Turisteo’ por aquí y por allá. Yo estaba muy impresionada por los viejos edificios y la arquitectura, pero me dolía ver tanto comercio desbordado3.

 

 

 

20150831-dsc_9536
Aquí, una imagen del ‘turisteo’ en Venecia. © Sara Apaza.

 

 

 

Debo admitir que me costó encontrarle romanticismo a mi primera impresión de Venecia. Supongo que puede más la belleza estética de la ciudad en sí y los pasajes escondidos donde no pasa casi nadie, que todo lo demás.

Sin querer queriendo llegamos al Ponti di Rialto, un puente muy céntrico desde el cual se tiene una vista muy impresionante de Venecia. Es uno de los puntos favoritos de los turistas, así que para sacarse la foto hay que moverse muy rápido.

Luego seguimos andando pasando por tiendas de máscaras venecianas y cuadros de gatos hasta llegar a Piazza San Marco. Un espacio que reúne a la Basílica de San Marco, museos, cafés, galerías y el Palazzo Ducale.

Una vez allí, confirmamos porqué la  mayoría de los fotógrafos realiza sesiones solo en horas del amanecer. No solo por la belleza de la luz a esas hora, sino porque durante la tarde las plazas y calles están llenas.

En nuestro caso, nuestros clientes requirieron realizar la sesión durante el ocaso, lo que significaba buscar un lugar hermoso, veneciano, pero sin gente…

Felizmente, aquella primera tarde, logramos abordar un vaporetto desde San Marco hasta la estación de Salute (Punta della Dogana).

En este lado de la Isla todo es mucho más apacible. Incluso se puede apreciar el atardecer desde las escaleras de la Basílica de Santa María, frente al mar y a Laguna Veneta.

 

Amanecer

Nuestro segundo día empezó con un súper desayuno cerca de las 7 de la mañana. Poco después partimos hacia Piazza San Marco para ir de excursión hacia las islas Murano y Burano.

Esta vez, pudimos disfrutar de la belleza del paisaje sin gente. Eran casi las 8 de la mañana y la mayoría de negocios estaban cerrados. La luz, como imaginamos, estaba hermosa, brillante y fresca.

Fue muy gracioso ver, cómo se transportan las frutas y verduras o abarrotes por estos lares. Todo, absolutamente todo es vía traghetto, hasta los envíos DHL.

20150901-dsc_9662
“El mercader de Venecia”. ©Sara Apaza.

 

Murano y Burano

En Murano es interesante observar el proceso de creación de los artistas del cristal o vidrio tan famoso por su antigüedad y su refinamiento estético.

Hay piezas cuyo valor excede los 1000 euros, pero también hay artesanías mucho más sencillas que cuestan 5, 10, 15 euros.

Photo Gallery

No muy lejos de esta pequeña isla, se encuentra Burano. Aquí lo más atractivo es el paisaje que conforman las cientos de casitas de colores. Para pintar sus casas de distinto color, el Gobierno Municipal debe aprobar la solicitud.

Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.
Isla de Burano. © Mare and Sara Photography.

 

Vida de fotógrafos

20160831-img_3862
Mi esposo y yo trabajando. © Michael Fish.

Ese mismo día, realizamos nuestra sesión de fotos durante la tarde. La experiencia fue genial, puesto que incluso realizamos tomas desde la góndola.

Cada paseo en las tradicionales góndolas venecianas tiene un valor de 80 euros y duran aproximadamente 30 minutos.

El reto en fotografiar desde la barca es tratar de mantener el equilibrio, y adaptarte al espacio. Nostros éramos cinco. (dos fotógrafos, la pareja y el gondolero).

Sin dudas, fue un paseo muy divertido que nos llevó por Piazza San Marco con burbujas y baile hasta Punta della Dogana donde terminamos al caer el sol.

20160831-img_3948
Al final de nuestra sesión, nuestra pareja hizo esta linda foto como recuerdo para nosotros. © Michael Fish.

Siendo una ciudad con tanto arte, me hubiera quedado mucho más. Mi recomendación es ir sin prisa para que puedan disfrutar de los museos y actividades locales. Si pudiera volver, lo haría para el carnaval que se celebra entre fines de enero y comienzos de febrero.

Espero que este post los inspire a continuar sus rutas y seguir viajando. Alisten sus mapas y cámaras. !A seguir volando!

El gondolero. © Mare and Sara Photography.
El gondolero. © Mare and Sara Photography.
Murano. © Mare and Sara Photography.
Murano. © Mare and Sara Photography.
Camino a Burano. © Mare and Sara Photography.
Camino a Burano. © Mare and Sara Photography.
Santa Maria della Salute. © Mare and Sara Photography.
Santa Maria della Salute. © Mare and Sara Photography.
Tiendas venecianas. © Mare and Sara Photography.
Tiendas venecianas. © Mare and Sara Photography.
Canales. © Mare and Sara Photography.
Canales. © Mare and Sara Photography.
Canales. © Mare and Sara Photography.
Canales. © Mare and Sara Photography.
Vista desde el Puente Rialto. © Mare and Sara Photography.
Vista desde el Puente Rialto. © Mare and Sara Photography.
Tiendas venecianas. © Mare and Sara Photography.
Tiendas venecianas. © Mare and Sara Photography.
Piazza San Marco. © Mare and Sara Photography.
Piazza San Marco. © Mare and Sara Photography.
Venecia. © Mare and Sara Photography.
Venecia. © Mare and Sara Photography.
Intentando captar la esencia de Venecia en una foto. © Mare and Sara Photography.
Intentando captar la esencia de Venecia en una foto. © Mare and Sara Photography.
© Mare and Sara Photography.
© Mare and Sara Photography.
Canales. © Mare and Sara Photography.
Canales. © Mare and Sara Photography.
Cremoladas venecianas. © Mare and Sara Photography.
Cremoladas venecianas. © Mare and Sara Photography.
Piazza San Marco. © Mare and Sara Photography.
Piazza San Marco. © Mare and Sara Photography.
Puente de los suspiros. © Mare and Sara Photography.
Puente de los suspiros. © Mare and Sara Photography.
  1. Maps Me es una aplicación que te permite descargar mapas de una localidad y navegar en ellos sin necesidad de estar conectado a internet.
  2.  Helmut Newton. (1920-2004) Famoso fotógrafo de modas de conocido por su trabajo en Vogue y Harpers Bazaar.
  3. Es conocido que este año el gobierno italiano recibió un ultimátum por parte de la Unesco para proteger Venecia. Según el comunicado, este patrimonio de la humanidad está en riesgo por el exceso de turismo. Ver aquí la noticia completa. 

 

*P.D. La gastronomía veneciana está basada en la comida marina. Calamares, pulpos y almejas son los platos típicos de la carta. Hay que considerar, que dependiendo del lugar, los costos de un platillo suele ser entre 15 a 30 euros.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments